Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • jueves, 29 de octubre de 2020
  • faltan 150 días para el Domingo de Ramos

La Virgen repartió Salud por el barrio de San Isidoro


 Daniel García Acevedo. Ayer, domingo 9 de mayo, tuvo lugar la salida procesional de la Virgen de la Salud desde la parroquia de San Isidoro, con la que concluyeron los cultos anuales que esta hermandad letífica dedica a su titular.

La procesión partió desde la parroquia de la Costanilla a las 19,45 horas con un cielo azul y despejado tras la lluvia que tuvo lugar por la mañana.

En la puerta de la iglesia había una “alfombra” de pétalos que la hermandad del Rosario de San Julián quiso cederles ya que ellos, precisamente por la mencionada lluvia, no pudieron lanzarlos a su titular durante el rosario matinal que la corporación de San Julián realizó, al tener que aligerar el paso.

Como curiosidad, en la presidencia de la procesión se encontraba un monje del Monasterio de Silos, natural de Sevilla y hermano de la corporación.

Como ya les informamos, la Virgen de la Salud lució el alfiler réplica del Plus Ultra que la hermandad de San Isidoro les regaló como agradecimiento por el préstamo del manto que el pasado Viernes Santo llevó la Virgen del Loreto, al estar el suyo en restauración que, por cierto, fue el mismo que la Virgen de la Salud llevó en la procesión de ayer.

   

Este año han salido restaurados la peana, el libro de reglas y dos escudos de la hermandad.

El paso iba exornado por un bellísimo conjunto de azucenas, gladiolos y rosas en tonos blancos.

La banda del Carmen de Salteras puso los sones musicales de la procesión con un cuidado repertorio musical.

 

 

Fotos: Francisco Santiago/Juan Alberto García Acevedo.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.