Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • viernes, 20 de julio de 2018
  • faltan 268 días para el Domingo de Ramos

Provincia. Una mirada a la provincia. Castilleja del Campo


 Eduardo Fdez. López. En esta sección no queremos dejar escapar tampoco la oportunidad de poder mostrarles otras imágenes, ya sean de Cristo o dolorosas que también son veneradas en algún rincón de nuestra provincia aunque no pertenezcan a ninguna hermandad, asociación o grupo cofrade que las cuide.

Hoy nos centramos en el pequeño municipio de Castilleja del Campo, allí en la iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, templo de estilo barroco, construido en el último cuarto del siglo XVIII sobre la que se erigió en el siglo XVI de estilo gótico-mudéjar sevillano destruida por el terremoto de Lisboa de 1.755.

Las fiestas patronales que ya en más de una ocasión han podido ver en este portal cofradiero se celebran a primeros de agosto en honor de San Miguel y la Virgen del Buen Suceso.

Entre las imágenes de especial interés que encontramos dentro de este templo esta un crucificado de pasta de junco situado en la capilla del Sagrario, situada en el lateral izquierdo del templo, este sagrario es bastante antiguo, ya que data de finales del siglo XVI.

 Y de gran interés es también la dolorosa advocada como Virgen de los Dolores situada en un altar neoclásico situado en el lateral derecho próximo al altar mayor.

Esta dolorosa es obra de Antonio de Castillo Lastrucci, de la que la leyenda popular cuenta que el célebre y enamoradizo imaginero la regaló a una joven de Castilleja del Campo con la que mantuvo un romance, los mayores del lugar, dicen, además que la Virgen poseen los mismos rasgos de las facciones de esta joven guapa de Castilleja del Campo.

Puestos a imaginar, estas dos imágenes hoy descritas podrían pertenecer perfectamente a una hermandad de penitencia, saliendo en Semana Santa con sus hermanos vestidos de nazarenos y todo ello, engrandeciendo las fiestas celebradas en esta localidad anualmente.

Pero todo esto es un sueño que nunca se sabe que si algún día podría llegar a hacerse realidad.

Fotos: Eduardo Fdez. López 










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.