Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Rosario
  • martes, 04 de octubre de 2022
  • faltan 180 días para el Domingo de Ramos

¿Que pasó con aquellos pasitos?. Eduardo Fdez. López


 Eduardo Fdez. López. Sevilla si no fue la primera es de las pioneras en la creación de asociaciones cofrades por los barrios de la ciudad, sobre todo de la extrarradio.

Hoy en día están en boca de todos tras la carta emitida por el Arzobispado el pasado mes de octubre en las que le aconsejaban buscar el camino correcto para en un futuro ser algo, digámosle más serio, siempre y tanto al amparo de una parroquia.

Sabemos de algunas que han conseguido entrar en la Iglesia, casos concretos y que ya han salido a la luz así como la creación de otras nuevas de futuro incierto. El resto siguen intentado cumplir el que de momento debe de ser su único objetivo, anteponiéndolo a cualquier salida procesional o algún otro culto, incluso obras de acción social ya que aun quedan muchas parroquias en Sevilla a las que sin duda una asociación cofrade que pasaría entonces a ser de fieles les daría mucha vida aunque también es cierto la dificultad con la que muchas se encuentran.

Pero aparte de todas ellas, como algunos le dicen, las más piratas, ilegales o menos, ¿qué fue de aquellas otras que de repente dejaron de existir?, tenemos muchos casos en Sevilla en las que nació una asociación y de repente todo el mundo ya la conocía, anunciando su procesión, sus bandas, sus imágenes, sus proyectos o sus advocaciones rebuscadas por todo lo alto, formando ruido como también se suele decir.

Hasta que de repente se acabó ese ruido sin dar explicaciones, o sin que nadie de repente conozca que paso allí o aquí y porque de un día para otro, o mejor dicho de un año para otro aquello se disipó.

Asociaciones como el Perdón de Amate, dos veces incluso, Esperanza de El Trebol, Refugio de Pino Montano, Mares de este mismo barrio, Amor de la Romería o Clemencia de la Hdad. del Trabajo, antes también en Santa Aurelia son algunos de estos casos, otros son más desconocidos al no llegar incluso ni diría yo a existir, quedando todo en un simple esbozo de misterio o titulares en un folio.

De las imágenes de estas poco o casi nada se sabe, la mayoría seguirán en casa de sus dueños o en el taller de sus creadores, a excepción de algunas como la Virgen del Consuelo de Triana, que las 24 horas al día puede ser visitada en su pequeño oratorio en los bloques del Núcleo de Santa Ana o el Cautivo que procesionó como Cristo Rey en Sevilla Este y hoy se encuentra en Santa Marina.

Pero nada del resto, casos así dejan al descubierto que la intención en su día no fue otra más que el jugar a los pasitos, pasitos que en su día llevaron a una imagen, bendecida o no encima y que fue enseñada a los fieles, porque en los años que llevo siguiendo a las asociaciones he visto personas mayores llorando delante de una de estas imágenes pidiéndoles y rezándole, seguro que muchas de estas personas algún día se quedaron sin volver a ver a aquella imagen que alguien paró ante sus casas, eso además de jugar con los pasitos en su día también fue jugar con la fe de las personas.

Fotos: Eduardo Fdez. López.










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.