Arte Sacro
  • Noticias de Sevilla en el mes del Carmelo
  • lunes, 06 de julio de 2020
  • faltan 265 días para el Domingo de Ramos

Miércoles Santo, y el Señor del Gran Poder se quedó en su camarín. Mariano Ruesga Osuna


Arte Sacro. Sin duda alguna el Miércoles Santo lo tienen muchos cofrades marcados como el epicentro de nuestra Semana Santa.

Sabe que cuando a primeras hora de la mañana la Basílica del Gran Poder abra sus puertas, se encontrará con la imagen del Señor del Gran Poder en su paso procesional, y sabrán que túnica ha decidido la hermandad para el procesionar del Señor en la esperada madrugada sevillana.

Pero todo comienza la noche antes, como si de un rito se tratara. Algunos sevillanos esperan a las puerta de la Basílica para poder entrar con un aforo limitado a poco más de 100 personas.

La cuadrilla de costaleros ya ha trasladado el paso del Señor hasta el templo. Hay muy poca luz, solo resalta el altar mayor, donde una cortina roja tapa el camarín del Señor.

Son casi las 12 de la noche cuando se descorre la cortina y los presentes contemplan al Señor sin su cruz. Los costaleros acercan el paso a pocos metros del camarín. Seguidamente un grupo de hermanos auxiliados por los priostes y ayudados por una pasarela de madera, colocan al Señor del Gran Poder en su paso procesional.

 

Todo esto que les relato, debió haber ocurrido en la pasada noche. Tristemente el confinamiento domiciliario al que estamos sometidos a consecuencia de COVID-19 nos ha privado de ver estas imágenes al igual que nos ha privado de poder disfrutar de nuestra Semana Santa.

La Basílica está cerrada y Jesús del Gran Poder y su bendita Madre, la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso siguen en sus altares. Solo nos queda rezar desde nuestras casas y pedirle al Señor. Él siempre está ahí y siempre nos escucha. 

Fotos y vídeo:  Mariano Ruesga Osuna










Utilizamos cookies para realizar medición de la navegación de los usuarios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.